web analytics

A la búsqueda de candidatos ganadores

Los sondeos de opinión deben convertirse en herramientas útiles y periódicas a las que acuden los partidos políticos para hacer campañas electorales modernas y con los riesgos relativamente controlados

En la ciudad de Albacete encontrar un candidato solvente para ganar la alcaldía va a ser una de las tareas más importantes para cada uno de los partidos políticos que compitan en las elecciones municipales de mayo de 2019. Y aunque algunos partidos tengan otros temas abiertos que resolver antes, éste del candidato ya está en la agenda pública.

La fragmentación de partidos en el Ayuntamiento de Albacete se prevé que se mantenga en las próximas elecciones municipales; no se esperan mayorías absolutas, sino mayoría de bloques ideológicos; y en la conformación del próximo gobierno municipal el peso de cada partido será determinante. Ante este nivel de imprevisión futura, arañar unos votos puede ser decisivo para conseguir ese concejal necesario a favor de un bloque u otro.

En mi opinión, sobre los ciudadanos influirán los siguientes factores, y por este orden, cuando elijan a su próximo alcalde de Albacete: En primer lugar, la marca de partido; segundo, la política (estrategia, recursos, programa); tercero y último, el candidato (en los pueblos sería distinto). Y sobre la importancia de elegir a un candidato ganador es sobre lo que quiero hacer algunas reflexiones.

El gancho del candidato será esencial para arrastrar esos miles o cientos de votos que ganen el concejal decisivo. Así, deberían los partidos buscar ese plus que aporta un candidato solvente en su formación y experiencia, buen orador y mejor oyente, lo más conocido posible y con visión de futuro; si los partidos se limitan a ofrecer como candidato a un hombre de partido, en algún momento de la noche electoral se podrían lamentar por renunciar a un candidato con más tirón.

En el Partido Popular la opción más real y segura parece ser la del actual alcalde de la ciudad, si bien debería valorar la opción de otros cargos institucionales actuales con buen predicamento.

El PSOE, una vez concluya su proceso interno de primarias, no tendrá problemas, por su historia, arraigo en la ciudad y extensa cantera, en encontrar un candidato seductor para toda la izquierda.

Ciudadanos no debiera confiarse en exceso de las encuestas; sería inteligente que, a esa inercia ganadora, sumara el plus de un candidato que rematara las expectativas.

Las confluencias de izquierdas, más que en el candidato, tendrán su auténtica prueba de fuego hilando una candidatura conjunta a semejanza de la del año 2015; el candidato, creo, será menos decisivo.

El partido del concejal Pedro Soriano, Contigo, tendrá su oportunidad, aunque todos se empeñen en negársela; puede ser la sorpresa de la noche electoral.

Y otros partidos que generalmente no han conseguido representación en el Ayuntamiento, como Vox, UCIN…, pueden dar la sorpresa o restar los miles o cientos de votos necesarios a otros partidos para gobernar.

No va a ser suficiente con tener un candidato “de compromiso” y hacer la campaña como siempre se ha hecho; va a hacer falta contar con un candidato atractivo que sume apoyos y atraiga voto; hacer lo contrario sería jugarse la alcaldía a suertes.

Hay que saber por dónde se pisa; sería conveniente que los partidos políticos midieran la valoración de los ciudadanos sobre varios candidatos a fin de presentar a las elecciones municipales al candidato con más opciones. Los sondeos de opinión deben convertirse en herramientas de los partidos que quieren hacer campañas electorales modernas y con los riesgos relativamente controlados.

Seguiremos contando…

Antonio Contreras Almendros

Socio Fundador de ‘EYOS demoscopia’