web analytics

40.000 votantes no tienen quien los quiera

En la próxima Corporación municipal no habrá mayorías absolutas, sino mayoría de bloques ideológicos. Para obtener un buen resultado será muy importante la capacidad para movilizar a parte del electorado abstencionista.

¿Saben que en las elecciones municipales del próximo año en la ciudad de Albacete 40.000 ciudadanos no participarán y se abstendrán? Dato interesante a partir del cual analizaremos la importancia del voto abstencionista en unas elecciones.

Desde las primeras elecciones municipales democráticas la abstención en nuestra ciudad ha variado desde el 41,49% de las elecciones del año 1991 hasta el 28,03% de las de 1995; como referencias más inmediatas en el año 2015 la abstención fue del 32,67% y en el 2011 del 29,97%. Así dicho no se advierte la dimensión del problema; ahora bien, si se traduce ese porcentaje a votos, en el año 2015 hubo 43.161 vecinos que se abstuvieron, en el año 2011 fueron 38.626 y en el año 2007 fueron, nada más y nada menos, 48.105 los vecinos que se quedaron en su casa. Se puede por ello aventurar que en las elecciones municipales de 2019, previendo una abstención entre el 30-40%, pueda haber entre 35.000 y 45.000 vecinos que se abstendrán por desidia de la política, por costumbre o por castigo a su partido.

En la próxima Corporación municipal no habrá mayorías absolutas, sino mayoría de bloques ideológicos como en el actual. Para obtener un buen resultado será importante la capacidad que tengan los partidos de movilizar a sus votantes; pero todavía será más determinante la capacidad para movilizar a parte del electorado abstencionista. Y ojo, no se habla de movilizar a esos 40.000 abstencionistas, sino de movilizar a unos miles o, incluso, sólo cientos de votantes.

El voto abstencionista es un auténtico granero de votos; el votante abstencionista puede ser difícil de atraer y ganar, es cierto, pero no debería ser descartado y abandonado. Veamos la importancia de movilizar a esta parte del electorado:

– a) En las elecciones municipales de 2015, el concejal número 27 lo consiguió la coalición Ganemos Albacete; el PP se quedó a 231 votos de arrebatarle ese concejal y conseguir su concejal número 11; Con esos 11 concejales, más el apoyo que le brindan los 3 concejales de Ciudadanos, se hubiera gozado de una mayoría suficiente para hacer el tránsito de este mandato municipal mucho más tranquilo y fructífero a como está resultando.

El PSOE se quedó a 261 votos de su concejal número 9, pero al restarlo a la representación de Ganemos Albacete (que obtuvo 5 concejales), el bloque de izquierdas se hubiera quedado con los mismos 13 concejales que tiene actualmente.

– b) En las elecciones municipales de 2011 el PP consiguió el concejal número 27; IU, con un magnífico resultado del 6,25% (5.561 votos) sólo consiguió 1 concejal, quedándose a sólo 236 votos de su segundo concejal. Poco hubiese cambiado la Corporación ante la entonces aplastante mayoría del PP, pero un concejal más es un concejal más y a buen seguro la entonces portavoz de IU hubiese agradecido el apoyo en la oposición de un compañero más.

Convendría a los partidos analizar con trabajos de consultoría y estudios de opinión dónde se sitúa ese voto, qué sectores de población son los más afectados, qué zonas de la ciudad son generalmente abstencionistas… Otro ejemplo, en los barrios de La Milagrosa y de Las Seiscientas la abstención ronda generalmente entre el 70-80% del censo electoral, un censo que, aun no siendo muy grande, podría ser determinante si se consiguiera arañar unos cientos de votos.

Estos próximos meses son fundamentales para analizar sociológicamente la ciudad de Albacete y la evolución de su opinión política; un análisis sobre el que sostener después una sólida y eficiente estrategia electoral y plan de campaña. Será importante contar con un buen candidato, una buena lista, un buen programa y con suficientes recursos económicos; aquellos partidos que profundicen en los detalles y se preocupen por rescatar una mínima parte de voto abstencionista conseguirán ese plus que les lleve al éxito electoral.

Esperemos que los partidos políticos no den motivos a 40.000 vecinos para quedarse en su casa el día de las elecciones. Veremos y contaremos…

 

Antonio Contreras Almendros

Socio Fundador de ‘EYOS demoscopia’